Ahora que me hago la piscina, salen grietas en casa

Pues sí, ha tenido que llegar el coronavirus para que escriba algo nuevo en el blog. Así que, después de dos años de parón, vamos a ver si sale una publicación interesante. Y, para ello, voy a seguir con el mismo tema de los últimos artículos, las grietas.

¿Qué obras hemos realizado antes de que aparezcan las grietas?

En este caso, teníamos un edificio construido y el resto de la parcela era un patio [imagen 1].

Imagen 1

Posteriormente hemos decidido que vamos a construir una piscina en el patio y hacemos la excavación del hueco (evidentemente, esto es igual para cualquier excavación que se realice en las proximidades del edificio, no solo ocurre si es para una piscina) [Imagen 2].

Imagen 2

¿Cómo aparecen las grietas?

Cuando terminamos la excavación o, incluso, mientras se está ejecutando, nos aparece una grieta en forma de arco en las paredes laterales del edificio [Imagen 3].

Imagen 3

La grieta descrita anteriormente, no es «muy peligrosa» (aunque haga esta afirmación no quiere decir que no haya que despreocuparse, al contrario, se debería empezar a vigilar desde el momento en que nos percatemos de que existe).

También puede aparecer una grieta mucho más peligrosa, siendo ésta paralela al suelo en la misma fachada donde se encuentra la excavación [Imagen 4].

Imagen 4

Por supuesto, también se puede llegar a separar el suelo del patio donde se encuentra la excavación de la fachada [Imagen 5].

Imagen 5

Posibles causas

La causa de la aparición de las grietas anteriormente descritas es el hundimiento de la cimentación del edificio en las proximidades de la excavación, lo que provoca que se partan las paredes, ya que el resto de la cimentación no se ha hundido [Imagen 6].

Imagen 6

Dicho hundimiento de la cimentación puede ser provocado por varios factores, como pueden ser:

  • Las características de la cimentación de nuestro edificio (habrá que tener en cuenta su profundidad, bulbo de presiones…)
  • Las características del terreno. Dependiendo de ellas habría que planificar la ejecución de la excavación, entibaciones, etc.
  • Diámetro y profundidad de la excavación. Además de la distancia de esta respecto a nuestro edificio.
  • Rigidez de la contención y elementos de soporte lateral que utilizamos para resolver los dos puntos anteriores (anclajes, entibación, etc.)
  • La velocidad con la que se realiza la excavación y el tiempo que va a estar abierta.

Cómo se controla la evolución de una grieta

Con un fisurómetro [imagen 7] que es una herramienta que nos permite conocer el espesor de una grieta o fisura en diferentes momentos y, de esta forma, conocer su evolución a lo largo del tiempo.

Imagen 7. Fisurómetro Figex

No voy a explicar con todo detalle cómo funciona (si quieres saber más puedes visitar la web de Figex, que es quién me los ha proporcionado a mí). Pero sí que diré que su mecanismo se basa en que se compone de dos partes independientes entre sí y que cada una de ellas se fija a un lado de la grieta, permitiendo así que se muevan libremente y, por ello, poder hacer una medición constante de la evolución de la grieta. El fisurómetro instalado queda tal y cómo se muestra en la imagen 8.

Imagen 8. Fisurómetro instalado

Por último, cabe destacar que también podemos medir la profundidad de la grieta.

Tengo un ejemplo en Instagram, donde utilizo mi mano,(pero mejor utilizar la herramienta adecuada…):

Lo que se utiliza para medirla correctamente es una Regla medidora ancho de fisuras + Medidor de profundidad:

Fisurómetros utilizados en las imágenes

Sobre Figex: https://www.figex.net/nosotros.php

Bibliografía

  • Cómo Evitar Errores En Proyectos Y Obras 

https://amzn.to/35dHPxX

  • Manual de patología de la edificación : (detección, diagnosis y soluciones)

https://amzn.to/2KGoD2r

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *