Manchas en fachada debajo de las ventanas

Antes de nada, decir que me refiero a estas manchas:

Estas manchas se producen por una incorrecta elección y/o colocación del material usado para construir el alféizar (parte de abajo) de la ventana. Y ahora veremos por qué.

Por incorrecta colocación:

Es muy habitual ver al albañil colocando a nivel la pieza del alféizar (será para que luego no se resbalen las macetas que pongan de adorno), lo cual provoca que, cuando cae agua de lluvia o de regar las plantas, esta no corre, se va haciendo un pequeño charco y, cuando ocupa el total del alféizar, choca contra las jambas (los laterales) de la ventana y con el marco. Por ahí, evidentemente, no se va a ir el agua, así que buscará la zona más próxima para escapar. Esta zona es la esquina que se forma entre el saliente del alféizar y la jamba de la ventana, provocando así que el agua corra fachada abajo y se formen las manchas.

Por lo tanto, el alféizar se debe colocar siempre con pendiente hacia el exterior y nunca a nivel.

Por incorrecta elección del material:

Una vez colocado el alféizar con pendiente al exterior el agua no se estancará y ya no se irá por las esquinas como se ha descrito anteriormente. Pero, cuando llegue a la parte exterior, no se precipitará al vacío. Sino que, gracias a la tensión superficial, se irá resbalando por la parte inferior del alfeizar y correrá también fachada abajo. Eso pasa por colocar ahí las piezas cerámicas que nos han sobrado de otros sitios o piezas que carecen de goterón.

¿Qué es el goterón? Es una discontinuidad en la parte de abajo de la pieza para provocar que el agua caiga.

El material que elijamos para nuestro alféizar debe tener siempre goterón.

Goterón

Por supuesto, el goterón también debe existir en las albardillas de las coronaciones de muros o cerramientos, dejo más imágenes en las que se comprende mejor.

Últimamente, cada vez veo más fachadas que se dan de monocapa y me da un poco de pena ver como se aplica directamente el producto sin antes haber tomado las medidas que he descrito anteriormente que, por cierto, no son muy complicadas, sabiendo que dentro de poco tiempo tendrá el monocapa destrozado. ¿Esto se solucionaría contratando a un técnico que te asesore? La primera respuesta a esa pregunta es que contratar al técnico (sin que te obligue el Ayuntamiento) es un coste más para la obra pero, ¿qué es más coste, contratar al técnico o tener la fachada «sucia» para siempre? ¿o pintar el monocapa? ¿cuánta pintura absorbe el monocapa? ¿buscamos productos químicos o una pistola a presión a ver qué pasa?

Por último, destacar que, aunque la parte inferior de la ventana o balcón no sea lisa, como podemos ver en la siguiente imagen, el agua va a seguir su camino sin caerse, se adapta a la forma que sea mientras no haya una discontinuidad. Así que, también, goterón.

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *