Informe de Evaluación del Edificio en vivienda unifamiliar y antes de rehabilitar (1/2)

Este post iba encaminado a narrar el proceso de elaboración de un Informe de Evaluación del Edificio en una vivienda unifamiliar cuyo año de construcción (según el catastro) es 1900. Y así seguir con la sección “En las casas antiguas”, esta vez con una vivienda en Logrosán (Cáceres).

Pero en la Nota Informativa de la Subdirección General de Urbanismo, de la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo (Ministerio de Fomento), que procede a analizar “LA CAPACITACIÓN PARA SUSCRIBIR EL INFORME DE EVALUACIÓN DE EDIFICIOS (IEE) REGULADO POR LA LEY 8/2013, DE REHABILITACIÓN, REGENERACIÓN Y RENOVACIÓN URBANAS”, se concluye que:

«el IEE que regula la LRRR, se exige exclusivamente a los edificios de tipología residencial de vivienda colectiva, los cuales, a causa de dicho “uso” quedan encuadrados dentro del apartado 1, letra a), del artículo 2 de la LOE, que literalmente alude al uso “Administrativo, sanitario, religioso, residencial en todas sus formas, docente y cultural”, y cuyos técnicos competentes para la redacción de proyectos o dirección de obras y dirección de ejecución de obras de edificación, son los arquitectos y arquitectos técnicos».

Entonces, parece extraño que si el Ministerio de Fomento aclara que “se exige exclusivamente a los edificios de tipología residencial de vivienda colectiva”, elaboremos uno para una vivienda unifamiliar. Así que, por ese motivo, se divide esta publicación en dos partes. La primera para aclarar el por qué de elaborar el informe y, la segunda, para comentar la elaboración del mismo.

Un motivo para haberlo elaborado es que el pasado 10 de octubre de 2013 se publicó la ORDEN de 2 de octubre de 2013 por la que se establece la convocatoria para el año 2013 de subvenciones autonómicas previstas en el Decreto 137/2013, de 30 de julio, por el que se aprueba el Plan de Rehabilitación y Vivienda de Extremadura 2013-2016 y las bases reguladoras de las subvenciones autonómicas en esta materia. El plazo máximo que se establecía para presentar toda la documentación necesaria era hasta el 10 de diciembre de 2013 (posteriormente se amplió) y uno de los documentos a presentar obligatoriamente era el Informe de Evaluación del Edificio:

“Artículo 31. Solicitud de la subvención y documentación.

f) Fotocopia del informe de evaluación de edificios relativo a la vivienda unifamiliar o similar conforme al artículo 29.2 c).”

Como era un requisito para poder obtener la subvención, el plazo era muy corto y la Nota Informativa del Ministerio de Fomento ha sido publicada a posteriori (14 de enero de 2014). Se procedió a elaborar el informe como se comentará en la parte 2/2 de este artículo.

Probablemente, después de esta nota aclaratoria del Ministerio de Fomento, realizaremos muy pocos  o ningún Informe de evaluación del Edificio en una vivienda unifamiliar…

Comparte en las redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Etiquetado , .Enlace para bookmark : permalink.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.