La arquitectura se convierte en política

La arquitectura se convierte en política es una afirmación del arquitecto Shigeru Ban en la entrevista que publicaba Anatxu Zabalbeascoa en El País el pasado 25 de junio.

En realidad, este no es ninguno de los titulares que se destacan en la entrevista, (aconsejo su lectura detenida porque, desde mi punto de vista, dice cosas muy interesantes), simplemente porque habla de su “propia arquitectura” y no de la arquitectura en general. Pero yo lo destaco porque me parece muy interesante que, en el mundo de la arquitectura y la construcción, alguien se atreva a hablar sin tabús de política.

Flickr. Autor: May S. Young

Flickr. Autor: May S. Young

Está muy claro que la construcción siempre ha estado ligada a la política, actualmente, mirad la que tenemos liada con la futura LSP… Pero parece que los técnicos involucrados en este mudillo nunca se quieren pronunciar públicamente sobre temas políticos y no digo solamente temas de política general, sino de política que afecta a su sector.

No obstante, Shigeru Ban dice otras muchas cosas interesantes, a continuación destaco alguna más y hago algún comentario personal.

Sobre Peter Eisenman cuando éste era su profesor:

“Simplemente no nos llevábamos bien. No permitió que me graduara en Cooper Union. Tuve que rehacer mi tesis por él”

Mi comentario: Es una pena que haya alumnos completamente capacitados que tengan que abandonar sus estudios gracias a la incompetencia de algún nefasto profesor que se crea un dios de la enseñanza simplemente porque haya tenido éxito (o así lo crea él) en algún otro ámbito profesional diferente a este.

“Me desilusionaba que la profesión de arquitecto solo fuera conocida por la gente privilegiada y rica.”

“Mientras estudiaba arquitectura me daba cuenta de que no trabajábamos para la sociedad. Solo lo hacíamos para la gente privilegiada. Pensé que era una pena.”

Mi comentario: Normalmente, todo aquel que está involucrado en el mundo de la construcción desea ser partícipe de grandes y singulares proyectos. Evidentemente, estos vienen siempre aparejados a grandes cantidades de dinero. Una pregunta: ¿no puede ser igual de satisfactorio, o incluso más, participar en obras no tan glamurosas pero que ayuden a vivir más dignamente a personas con menos recursos?

Otra pregunta: ¿qué es más importante, el estrellato o la satisfacción personal?

“Incluso los edificios construidos con papel pueden permanecer mientras alguien los cuide. En cualquier caso, mientras el principal objetivo de los edificios sea hacer dinero, la arquitectura siempre será temporal. Un promotor puede destrozar un edificio, aunque sea de hormigón, si cree que sustituyéndolo por otro puede conseguir más dinero.”

Mi comentario: No hace falta comentario…

Y vuelvo a repetir, aconsejo leer la entrevista completa, es mucho más interesante que mis comentarios. Aquí tienes el enlace:

http://elpais.com/elpais/2013/06/24/eps/1372089024_687561.html

Comparte en las redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.