El conocimiento es economía

El en post que publiqué la semana pasada, “¿Por qué desaprovechar el potencial de Internet?”, ya comenté que, por fin, en el sector de la construcción se había perdido el miedo a compartir el conocimiento y existe cada vez menos ese temor de “si lo cuento ya no soy el único que lo sé”. Y es que, por culpa de la crisis, nos hemos dado cuenta de que tenemos que aprovechar todos los medios posibles para generar economía.

Un medio es el conocimiento y no es que ésta teoría haya salido de mí, me baso en la columna de opinión titulada “Immigration and the knowledge economy“ que publicó el viernes pasado The Washington Post, cuyo autor es Mark Zuckerberg.

En su columna empieza diciendo que da clases en su comunidad y que un alumno le pregunta algo pero yo me voy a ir directo a lo que me interesa que es lo siguiente:

“La economía del siglo pasado principalmente se basaba en recursos naturales, maquinaria industrial y mano de obra. Muchos de estos recursos eran de suma cero, y estaban controlados por compañías. Si alguien tenía un yacimiento de petróleo, tú no lo podías tener. Sólo había un número determinado de yacimientos de petróleo, y únicamente podía extraerse una riqueza determinada.

La economía actual es muy diferente. Principalmente se basa en el conocimiento y las ideas, recursos que son renovables y están al alcance de todos. A diferencia de los yacimientos de petróleo, cuando alguien sabe algo, no impide que tú lo sepas también. De hecho, cuantas más personas sepan algo, mejor formados y educados estaremos todos, más productivos nos volveremos, y será mejor para todos y para la nación.

Esto lo cambia todo. En una economía del conocimiento, los recursos más importantes son las personas con talento que podemos educar y traer a nuestro país. Una economía del conocimiento puede crecer más, crear mejores trabajos y ofrecer una mejor calidad de vida para todos.”

Pues ésta economía del conocimiento es la que creo que estamos logrando crear poco a poco en nuestro sector gracias, sobre todo, al ánimo de muchos compañeros por compartir sus conocimientos a través de sus blogs.

Y me gustaría resaltar el cambio que ha sufrido el pensamiento de los “Aparejadores y Arquitectos Técnicos”, una profesión en la que hasta hace poco estaba plagada de llaneros solitarios y brillaba un oscurantismo radical en el que nadie decía nada a nadie y, sin embargo, ahora (puede ser por el “¿Y ahora, qué?” que decían los compañeros del Grupo TicAT), además de existir varios blogs que llevan un tiempo siendo referentes para los demás compañeros, como pueden ser los de Sergio Pena, Enrique Alario o Jose Arnáiz, parece que vienen pegando fuerte otros creados recientemente como los de Almudena Gancedo, Emilio Callejón o Rubén Clavijo.

Por tanto, creo que los blogs, en un futuro no muy lejano, se convertirán en una pieza imprescindible para nuestro sector.

Aquí dejo la cita original:

“The economy of the last century was primarily based on natural resources, industrial machines and manual labor. Many of these resources were zero-sum and controlled by companies. If someone else had an oil field, then you did not. There were only so many oil fields, and only so much wealth could be created from them.

Today’s economy is very different. It is based primarily on knowledge and ideas — resources that are renewable and available to everyone. Unlike oil fields, someone else knowing something doesn’t prevent you from knowing it, too. In fact, the more people who know something, the better educated and trained we all are, the more productive we become, and the better off everyone in our nation can be.

This can change everything. In a knowledge economy, the most important resources are the talented people we educate and attract to our country. A knowledge economy can scale further, create better jobs and provide a higher quality of living for everyone in our nation.”

Comparte en las redes:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.