Sabemos Construir a Twitter. Separando lo privado de lo laboral.

Pues ha llegado el momento de que Sabemos Construir desembarque en Twitter. Simplemente para intentar separar, en esta plataforma, lo privado de lo laboral. Y es que me parece que Twitter, por culpa de la crisis y la necesidad que tenemos todos de encontrar trabajo, se está convirtiendo en una plataforma de profesionales.

Como red social de profesionales ya teníamos LinkedIn pero parece ser que se nos ha quedado pequeña, o que no es precisamente lo que buscamos,  porque es una red que pone en contacto a profesionales con profesionales y lo que buscamos ahora es darnos a conocer y demostrar nuestros conocimientos a todas las personas y empresas que podamos. Para esto hemos decidido, o nos han impuesto, o hemos aprovechado Twitter. Es increíble la cantidad de perfiles meramente profesionales que han ido apareciendo en la red en los últimos meses. Si buscas trabajo o tienes una empresa y nos estás en Twitter parece ser que no eres nadie.

Por supuesto, yo creo que debemos aprovechar todos los medios que tengamos a nuestra disposición para promocionarnos, a nosotros mismos o a nuestras empresas y más en estos tiempos que corren. También creo que las empresas pueden aprovechar de las redes sociales para evaluar a sus candidatos y algunas ya lo hacen. De hecho, ya tenemos a las empresas que piden a sus candidatos las cuentas de Twitter para ver qué tipo de followers tienen y que conocimientos profesionales aportan; es algo más que tenemos que aportar en el currículum vitae. Pues yo voy a seguir poniendo mi cuenta de Twitter, eso sí, especificando claramente “cuenta profesional de Twitter” en la que hablaré única y exclusivamente de lo que sé, o intento saber, de construcción @sabemoscons.

La oportunidad que nos da Twitter de demostrar nuestros conocimientos ha convertido esta plataforma en una competición de “yo sé más que tú y te lo voy a demostrar” y para ello sólo hablaré de temas profesionales y nunca de cosas personales ni daré mi opinión.

Hasta ahora, yo he tenido una cuenta personal @VictorChB84 en la que hablaba de todo, una cuenta que, como muchos de los tuiteros, creé pero no utilicé durante mucho tiempo, pensaba que era una tontería. Un día escuché en la radio “sigue el debate de Rajoy y Rubalcaba en Twitter a través del ‘jastag’ bla bla bla” y esa misma noche me entré en Twitter con mi cuenta “de siguiendo 15 y seguidores 0” (seguía a Rafa Nadal y pocos más) y con un huevo como imagen de perfil. Empecé a ver tuits que me gustaban por las críticas que hacían, contesté a algunos, hice RT a otros, dije lo que pensaba, empecé a seguir a gente que pensaba como yo y me empezaron a seguir algunos. Ahí, me enganché a Twitter.

Twitter siempre me ha gustado mucho, simplemente, porque dices lo que te da la real gana, quien quiere te lee, quien no quiere no, a veces tus cosas hacen gracia, otras te critican, intercambias opiniones y conoces a gente con tus mismas aficiones, pensamientos o profesión.

Precisamente por haber ido conociendo a compañeros de profesión y porque el subconsciente me indica que tengo que hablar de mi profesión por lo que ya he argumentado antes, creo que cada vez he ido hablando más sobre construcción y he dejado de hablar de todas las cosas que me hicieron engancharme y por las que me gusta Twitter.

Y esto de no hablar de mis cosas me hace pensar que, de alguna manera, estoy ‘traicionando’ a mis antiguos followers, esos que me empezaron a seguir por mi forma de pensar, por mis opiniones, por mi equipo de fútbol o por mis tonterías. Ellos pasan de la construcción y a mí me parece estupendo. Por estos followers voy a seguir hablando de mis cosas en mi cuenta de siempre y crearé una nueva para hablar solamente de construcción @sabemoscons.

Aprovechando que tengo como hobby este blog y que está relacionado con mi profesión, es la excusa perfecta para crear una nueva cuenta ‘profesional’.

Pero que quede bien claro que, por supuesto, no me arrepiento de haber conocido a compañeros de profesión, al contrario, estoy muy orgulloso de ello, puesto que creo que gracias a ellos he adquirido un montón de conocimientos y me he enriquecido profesionalmente. Muchos de ellos habrán visto ya que tienen un nuevo seguidor @sabemoscons. Tampoco romperé radicalmente con la construcción en mi cuenta personal @VictorChB84 porque, entre otras cosas, me gusta y comentaré lo que me guste con mis compañeros, etc. Pero no irán la mayoría de tuits con la etiqueta #construcción.

En Facebook, desde el principio he tenido una fans page para el blog y mi página personal para mis amigos y me ha funcionado muy bien. De hecho creo que es un error que nos creemos perfiles personales para utilizarlos profesionalmente. No me cuadra hacerme amigo de una empresa para ver sus publicaciones sobre construcción y, por ejemplo, que llegue el verano y tenga que encontrarme con fotos de su dueño en la playa. En Facebook hay que separar lo personal de lo profesional y creo que ha llegado el momento de hacerlo también en Twitter.

Comparte en las redes:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Tagged . Bookmark the permalink.

Comentarios

One Response to Sabemos Construir a Twitter. Separando lo privado de lo laboral.

  1. Pingback: Mis tuits sobre #construcción en marzo de 2013 - Sabemos Construir