Los mini-planes de obra

Los mini-planes de obra es un nombre que me acabo de inventar. Ahora voy a explicar a qué llamo yo mini-plan de obra.

Cuando estamos en obras con muy poco tiempo de ejecución, cuando estamos con la tarea de los remates o estamos con una tarea de larga duración y que en nuestro plan de obra no está dividida en sub-tareas, tendemos a perder el control del tiempo y a retrasarnos en la ejecución.

En estos momentos es cuando yo utilizo el mini-plan de obra:

En un folio te haces un calendario de las 2 o 3 próximas semanas y señalas cuando debes terminar cada tarea. Como en estas situaciones tienes muy pocos operarios en obra y más o menos ya sabes lo que rinde cada uno, te será muy fácil apuntar en tu calendario lo que va a hacer cada uno sin riesgo a equivocarte. Entonces podrás comprobar si necesitas más gente en obra para terminar a tiempo además de poder controlar el tiempo de ejecución día a día.

Por tanto, el mini-plan de obra será un Plan de obra superdesglosado en el que los recursos tienen nombres y apellidos y el rendimiento de estos es el que hemos comprobado nosotros desde el inicio de la obra y no el que asignamos con el Project o cualquier otro programa.

Una forma muy fácil que controlar el tiempo de ejecución en los momentos críticos.

Comparte en las redes:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Tagged , , . Bookmark the permalink.

Comentarios

2 Responses to Los mini-planes de obra

  1. Vicente J. Valero says:

    Lo primero Victor, enhorabuena por el blog, lo acabo de descubrir y creo que compartimos muchos sufrimientos 🙂
    Respecto a tu reflexión, efectivamente todos hemos recurrido al ‘papel rápido’ para saber cómo actuar a corto plazo en alguna ocasión. Desgraciadamente una cosa es el Plan de Obra ‘oficial’ y otra el ‘oficioso’ que desglosamos hasta la extenuación hasta tener que recurrir al, como tú denominas ‘mini-plan’.
    Un saludo

  2. victorvcb says:

    Muchas gracias Vicente! me alegro de que te guste el blog. Creo que somos bastantes los que compartimos sufrimientos y no se nos suele reconocer…
    Qué razón tienes con lo de “oficial” y “oficioso”, lo fácil que está todo en el oficial y cuánto lo complicamos nosotros en el oficioso!
    Espero que sigas pasándote por el blog y un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *